«La energía en los comercios se puede y se debe gestionar» - Energy CheckUp

Actualidad

28.03.2017

«La energía en los comercios se puede y se debe gestionar»

El director financiero de la cadena de tiendas de aperitivos Martín Martín explica las tres vías que utilizan para mejorar la eficiencia energética en sus establecimientos. Martín Martín participa en el proyecto europeo Pyme Energy Check Up, una iniciativa que ayuda a los comercios españoles a ahorrar energía (y dinero). El plazo para solicitar un informe personalizado y gratuito acaba el 31 de marzo.

Emilio Arnal, director financiero de Martín Martín

 

La cadena aragonesa de tiendas de aperitivos Martín Martín, que da trabajo a más de 500 personas, cuenta en la actualidad con 85 establecimientos repartidos por 10 provincias españolas. En el último año abrieron seis tiendas y se reformó y mejoró la red existente. Estos establecimientos participan en el proyecto europeo Pyme Energy Check up -iniciativa cofinanciada por la Unión Europea (UE) a través del programa Intelligent Energy Europe-, que ofrece a los comercios españoles una calculadora energética online con la que pueden obtener un diagnóstico gratuito y personalizado sobre la eficiencia energética de su negocio. El plazo para solicitar estos informes a través de la web www.energycheckup.eu acaba el 31 de marzo.

 

Desde las instalaciones de la última tienda que ha abierto la cadena en Zaragoza, el director financiero de la compañía, Emilio Arnal, anima a los comercios a tomar el control de su gasto energético: «La reducción de los costes es una obligación constante para las empresas: todos aquellos que no intentamos reducir o gestionar mejor acaban incrementándose ineludiblemente. La energía se puede y se debe gestionar», afirma.

 

Las tiendas de Martín Martín abren siete días en semana y cuentan con una amplia variedad de productos entre los que también se encuentran pan y bollería, por lo que cuentan con hornos. «Al ser comercios con horario de apertura bastante dilatado, el consumo energético se distribuye durante esos horarios y, se incrementa cuando la afluencia de clientes es mayor, en ese momento hay más consumo en acondicionamiento de temperatura, y más máquinas en uso,…», apunta Arnal.

 

El director financiero de la compañía señala al aire acondicionado y al horno como las principales fuentes de consumo energético de los locales: «Respecto al coste del consumo, ya conocemos los distintos tramos tarifarios. Intentamos consumir más energía en tramos de menor coste, pero no es fácil acompasar nuestra actividad diaria comercial a esos periodos».

 

Las tres vías

Reducir la factura energética es una de las preocupaciones constantes de Martín Martín: «Utilizamos diversas vías, como la negociación de la tarifa, la optimización de los aparatos y la concienciación de nuestro personal. La primera medida es la negociación con nuestro proveedor de electricidad y, en una relación que debe ser ganadora para ambas partes, hemos ido consiguiendo hitos en reducción de costes. Debemos tener en cuenta el precio y el ajuste óptimo de potencias, por lo que se hace necesario que sepamos leer claramente nuestra factura eléctrica».

 

La segunda vía que desarrolla Martín Martín para mejorar su eficiencia energética es la de la sensibilización de sus empleados. «Concienciamos a toda la plantilla del buen uso de todos aquellos elementos cuya gestión influye en el consumo eléctrico. Es una iniciativa que se inició hace unos años y siempre se debe mantener».

 

La tercera vía incide directamente en los propios equipos eléctricos. «Hemos cambiando elementos de alto consumo energético por otros de menor consumo, como por ejemplo los leds. También se tiene en cuenta en la adquisición de nuevos equipos que se cambian o compran, ya que las máquinas son cada vez más eficientes y ayudan a la reducción del consumo. Para poder realizar ciertos cambios hay que tener capacidad financiera, pero si la tenemos-y hoy en día existen muchas formas de acometerlos-, el retorno de la inversión puede estar entre dos y tres años. En determinadas actuaciones, nosotros nos hemos encontrado que incluso menos».

 

Ventajas de la auditoría

Martín Martín realizó el año pasado una auditoría energética que les sirvió para realizar un análisis más exhaustivo: «Se analizó prácticamente todo nuestro consumo energético y se pudo elaborar una serie de indicadores de desempeño energético, así tenemos una visión global del origen del consumo y sabemos dónde tenemos que incidir. Además de estudios de potencias, de iluminación, de climatización, … llegamos a realizar termografías de pérdidas de energía, de envolventes térmicas e incluso sabemos cómo la orientación de un local puede afectar al coste energético».

 

El director financiero de Martín Martín anima a los pequeños comercios a que piensen que la eficiencia energética es un esfuerzo constante a lo largo de los años: «No hay que tener miedo a hablar todos los años con los suministradores de energía para conseguir el mejor precio y debemos concienciarnos todos al respecto, no vale tener la mejor tarifa si luego tenemos las luces del almacén siempre encendidas. Siempre existen acciones a realizar». Los resultados no tardan en llegar: «En el último año, con más tiendas abiertas, consumimos menos energía que en el anterior», destaca Arnal.

 

Proyecto Pyme Energy Check Up

Más de 350 establecimientos ya han participado en el proyecto, coordinado en España por el Consejo Aragonés de Cámaras de Comercio y el Centro de Investigación de Recursos y Consumos Energéticos (CIRCE), cuyo objetivo es mejorar la eficiencia energética en bares, restaurantes, comercios, negocios de alojamiento y oficinas. Puedes acceder a información de interés para mejorar tu gestión energética a través de la web: www.energycheckup.eu.

- Atrás, a la lista de noticias

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies .