Agua caliente sanitaria y climatización acaparan gran parte del consumo de energía en los alojamientos turísticos - Energy CheckUp

Actualidad

13.10.2016

Agua caliente sanitaria y climatización acaparan gran parte del consumo de energía en los alojamientos turísticos

El proyecto europeo PYME Energy Check UP ofrece informes personalizados y gratuitos para que estos negocios sepan qué medidas de eficiencia aplicar y les pone en contacto con proveedores. CIRCE realizará revisiones energéticas a los establecimientos de alojamiento turístico con mayor potencial de ahorro en sus consumos.

Pulse sobre la imagen para ver con mayor resolución

¿Dónde se consume más energía en los negocios de alojamiento turístico? Depende de las dimensiones y el equipamiento de cada establecimiento, pero los principales consumos se reparten de media entre el agua caliente sanitaria (24% de la factura energética) y la climatización (19% del consumo en refrigeración y 18% en calefacción). Con el objetivo de lograr un consumo eficiente y por tanto una reducción del coste energético, el proyecto PYME Energy Check Up, cofinanciado por la Unión Europea (UE) a través del programa Intelligent Energy-Europe, ofrece a estos negocios una calculadora energética online con la que podrán obtener un diagnóstico gratuito y personalizado de su establecimiento. Este informe incluye las medidas de eficiencia que potencialmente pueden aplicarse en cada local.

El objetivo de este proyecto europeo, coordinado en España por el Consejo Aragonés de Cámaras de Comercio y el Centro de Investigación de Recursos y Consumos Energéticos (CIRCE), es que 1.500 pymes optimicen su consumo energético. Aportando los datos de consumo anual que podrán consultar en su última factura y describiendo las características del edificio y equipamiento, los negocios de alojamiento turístico sabrán si están consumiendo más energía que otros establecimientos similares, cuáles son las principales medidas que pueden implantar, su coste aproximado, los ahorros potenciales y el tiempo estimado para recuperar la inversión.

Una vez obtenidas las recomendaciones, los usuarios podrán solicitar presupuesto a través de la herramienta a proveedores especializados entre el centenar de empresas que ya han sido homologadas por el proyecto. Además, expertos energéticos del CIRCE asesorarán a través de consultorías a las 20 pymes con mayores consumos energéticos que así lo soliciten.

Medidas para el sector de alojamiento turístico

Los negocios de alojamiento turístico encontrarán en la web www.energycheckup.eu un catálogo de medidas de ahorro que pueden implantar para minimizar su consumo energético. Las propuestas se dirigen a mejorar la eficiencia en los sistemas térmicos (calefacción y agua caliente) e iluminación, así como acciones específicas en la envolvente: fachadas y ventanas de los locales.

Algunos ejemplos de medidas que tienen un alto grado de aplicabilidad en el sector del alojamiento turístico, de relativa sencilla aplicación y con elevado potencial de ahorro, son:

  • Una situación frecuente en este tipo de establecimientos y que provoca importantes pérdidas de energía es la apertura de las puertas o de las ventanas cuando los equipos de climatización están en funcionamiento. La entrada de aire a una temperatura distinta a la interior, provoca unas turbulencias que vacían el contenido del aire climatizado. Una de las actuaciones más sencillas para el ahorro energético en este caso es la instalación de un sensor de apertura en las puertas o ventanas, de forma que cuando esta se produzca, envíe una señal hacia la unidad de climatización para que ésta se apague. Existen en el mercado una gran variedad de sensores ya sean magnéticos, mecánicos, etc.
  • La instalación de dispositivos de ahorro de agua en grifos y duchas, como aireadores o perlizadores, es una medida de sencilla aplicación y que requiere en general un bajo nivel de inversión, pero que sin embargo ofrece unos interesantes ahorros, incluso por encima del 50%, sobre el principal consumo energético en alojamientos turísticos, el agua caliente.
  • La mayoría de alojamientos con más de una planta están equipados con al menos un ascensor, cuyo consumo supone generalmente entre el 5 y el 8 % de la energía consumida por el edificio. En los ascensores ya instalados, la mejora se consigue mediante motores más eficientes y/o con frenado regenerativo (no consumen electricidad sino que la generan en determinados momentos) y/o con control de velocidad, así como mediante mejoras en el control electrónico, que optimizan los recorridos cuando hay más de un ascensor en operación. Otra importante mejora es el cambio en el sistema de tracción, mediante cintas planas en lugar de los tradicionales cables de acero y la utilización de lámparas más eficientes y su apagado cuando está vacío, mediante detectores de presencia.
  • La ventilación en lugares de acceso público es necesaria para mantener la calidad del aire interior. Llevar a cabo una ventilación controlada y ajustada a la ocupación de cada momento, en función de parámetros como la concentración de CO2 del interior, trae consigo importantes ahorros energéticos sin perder la temperatura de confort. Si además aprovechamos la energía del aire evacuado mediante un recuperador-intercambiador, el ahorro energético conseguido puede alcanzar el 40% del consumo en climatización, dependiendo del caso.
  • Una medida muy popular en el sector es la sustitución de la iluminación tradicional a LED, que conlleva ahorros importantes del 80% cuando se sustituyen por las antiguas lámparas incandescentes o halógenas, y del 50% cuando se utilizan en sustitución de las más modernas lámparas compactas de bajo consumo. La sustitución, si bien requiere un adecuado análisis profesional, es una medida sencilla de implantar que requiere una inversión baja-media.
- Atrás, a la lista de noticias

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies .